Asegura Ochoa Reza que las críticas al PRI, solo muestran la inminente derrota del PAN y Morena en las próximas elecciones

  • Sostiene que la actitud de Anaya no fortalece la democracia en México y, en cambio, se parece cada vez más a la estridencia mesiánica de López Obrador
  • Afirma que Anaya sabe que sus candidatos reciclados en Coahuila y el Estado de México ya conocen la derrota y se perfilan de nuevo hacia ella
  • Subraya que Ricardo Anaya y Josefina Vázquez Mota deben aclarar a la ciudadanía el origen de su patrimonio
  • Explica que el PRI postulará a las mejores mujeres y hombres como candidatos, y no habrá simulación como en Morena

Las críticas del PAN y Morena, solo muestran su inminente derrota en las próximas elecciones, aseguró el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza.

Los ataques hacia el partido, explicó, reflejan la desesperación y el temor que tienen Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador ante su inminente derrota electoral en el Estado de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz. Ambos denotan la frustración de sus aspiraciones políticas personales.

La actitud de Anaya no ayuda al fortalecimiento de la democracia, sino que abona al clima de confrontación y polarización de la política, que tanto daño le hace al país. El PRI es un partido de ideas, siempre abierto al diálogo y al debate.

El líder nacional priista aseguró que los mexicanos sí tienen memoria y nadie quiere volver a vivir la “docena trágica” de gobiernos panistas que dejaron una larga parálisis a México.
“Tenemos buena memoria y nos alcanza para recordar que el PAN dejó una espiral de violencia en todo México y de corrupción, como la Estela de Luz.

“Anaya está desesperado por el repunte del PRI para las elecciones de este año y por eso su discurso se parece cada vez más al estridente populismo mesiánico de López Obrador”.

El PAN, dijo, siempre ha carecido de propuestas y acercamiento con la ciudadanía. Sus cuadros son nulos y se ha caracterizado por ser el “partido de los candidatos reciclados y perdedores”, como lo son Josefina Vázquez Mota y Guillermo Anaya Llamas, en el Estado de México y Coahuila, quienes ya conocen la derrota a mano de candidatos priistas.

A diferencia del PAN, el PRI es un Partido moderno que responde a las expectativas de la ciudadanía. Sin los dogmas de la derecha ni el populismo de la izquierda. Ha sabido mantenerse en las preferencias de los mexicanos, porque tiene la mejor visión de país y es el único que puede garantizar la estabilidad de México.

El Revolucionario Institucional ha sido responsable en el manejo de los indicadores macroeconómicos, además de que ha impulsado, como no lo hizo el PAN, la generación de empleos, que hoy suman 2.6 millones. Lo que en 12 años panistas nunca se alcanzó.

Ochoa sostuvo que el PRI pone en el centro a los ciudadanos, está atento a sus necesidades y abandera sus causas.

“Los mexicanos ya rechazaron a los gobiernos del PAN en la alternancia y lo volverán a hacer en estas elecciones. Su doble moral y sus actos de corrupción, con los moches y los personajes como Guillermo Padrés, así como sus alianzas con partidos con los que no comparte ideología, como el PRD, han evidenciado a un partido político que lo que busca es el poder por el poder, no servirle a la gente.

Para las elecciones de este año y de 2018, el PRI postulará como candidatos a las mujeres y hombres con mayor arraigo en sus territorios y con la mejor reputación.

“Los ciudadanos podrán encontrar en el PRI a los mejores hombres y mujeres como candidatos, no habrá simulaciones como ocurre en otros partidos, como claramente lo está haciendo Morena”, afirmó.

Ochoa Reza llamó a Ricardo Anaya a aclarar el origen de su patrimonio y el de su candidata en el Estado de México, Josefina Vázquez Mota.

“Anaya y Josefina tienen mucho que explicar a la ciudadanía de la historia de su patrimonio, y en el PRI vamos a exigir que lo aclaren”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *